Tel: (722) 215-60-87 | Correo: contacto@rutamonarca.com
c- dunas de yeso shutterstock_55328566 - Copy (2) - Copy

Ruta Monarca – Estado de Chihuahua

Chihuahua es el estado más extenso del país, ubicado en el norte de México, destaca por la biodiversidad y la belleza única de sus atractivos naturales, por su historia, su cultura y  su gastronomía y antes de todo por su gente. Los imponentes cañones de  las Barrancas de Cobre en conjunto con el misterioso y sorpresivo Desierto Chihuahuense, hacen que su visita y sus experiencias serán inolvidables.

Las mariposas monarca ingresan en México a lo largo de una  franja de aproximadamente 500 kilómetros, que abarca desde Chihuahua y Coahuila, hasta Nuevo Laredo en Tamaulipas.  Atraviesan una buena porción del Desierto Chihuahuense y zonas áridas del altiplano central donde son capaces de localizar manchones de vegetación los cuales utilizan como sitios de descanso.

Durante el recorrido las mariposas monarca, se detienen en diferentes áreas naturales protegidas de México, en el estado de Chihuahua se pueden observar durante los primeros días del mes de octubre y hasta finales de noviembre en el cañón de Santa Elena que se localiza en el extremo noreste del estado de Chihuahua.

 

Desierto Chihuahuense

El Desierto Chihuahuense es el más grande en Norteamérica, es un territorio compartido por México y Estados Unidos. La inmensidad de un horizonte de campos de soledad, nos ha llevado a imaginar un mar en donde no hay agua he inventamos el verbo navegar para significar la lucha por la vida. Es quizá el desierto, más que la sierra boscosa lo que ha forjado el carácter de los Chihuahuenses.

Los principales atractivos turísticos del Desierto Chihuahuense son: los Balnearios de Aldama, el majestuoso Cañón del Peguis entre los límites municipales de Coyame y Ojinaga, con una profundidad de 150 metros, el Cerro de Tres Castillos, 80 km al norte de Coyame, con sus hermosas leyendas con apaches y comanches, las Grutas de Coyame, un kilómetro antes de llegar a Coyame, transitando por la carretera escénica Chihuahua-Ojinaga, las Aguas termales del rio Conchos, por la carretera Chihuahua-Ojinaga, cerca de la presa Ingeniero Fernando Foglio M., a la orilla  del rio Conchos, las Polvorillas, uno de los parajes más impresionantes del desierto Chihuahuense, lleno de formaciones rocosas conocidas como piedras encimadas, se llega por la carretera Ojinaga-Camargo.

Barrancas del Cobre

Es un sistema de cañones más extenso y más profundo que el Gran Cañón de Arizona en los Estados Unidos, localizado en la Sierra Tarahumara en el noroeste de Chihuahua. El magnífico entorno natural está formado por bosques de pinos, barrancas y arroyos con minúsculos valles cultivados.

La oferta da atractivos y actividades turísticas es impresionante incluyendo pueblos mágicos, turismo extremo, la cultura tarahumara, pueblos pintorescos y uno de los recorridos más espectaculares del mundo en el ferrocarril Chepe.

  • Pueblo mágico Creel, enclavada en la parte alta de la Sierra Madre Occidental a 2400 msnm, es un punto estratégico para visitar los cañones y los atractivos de la Sierra Tarahumara. La estación del tren Chihuahua al Pacífico está frente a la plaza central de la localidad, aquí se puede obtener servicios de hospedaje, comida, excursionismo, prácticas de deportes, como el ciclismo o senderismo.
  • Pueblo mágico Batopilas. A partir de Creel, sobre la carretera que va a Guachochi, en el entronque de Samachique a 73 Km., entre las profundidades de la Sierra Tarahumara, en el fondo de una barranca se encuentra Batopilas. Llegar a Batopilas es entrar a otro mundo: aguacates, mangos, guayabas y flores tropicales que revientan en el tibio clima de este pequeño paraíso en Chihuahua. Parece un oasis tropical entre las montañas.
  • Divisadero Barrancas y Posada Barrancas. A 50 Km. al suroeste de Creel, se localizan las estaciones Divisadero y Posada Barrancas donde gracias al recorrido del Ferrocarril Chihuahua al Pacifico se convirtieron en los más accesibles miradores de la Barranca de Urique con 1,300 metros de profundidad. Desde estos puntos se aprecian las Barrancas del Cobre, Urique y Tararecua. Esta zona cuenta con hoteles, servicios de Guías de Turistas.
  • Parque Nacional Cascada de Basaseachi. Por la carretera que va de Chihuahua con rumbo a Hermosillo, Sonora, después de pasar por Tomochi, en el entronque de la estrella, se toma un camino de 12 km para llegar al Parque Nacional Cascada de Basaseachi. El caudal del río Basaseachi crece con la corriente de dos arroyos, de tal manera que, sobre todo en temporada de lluvia, al precipitarse el torrente hacia un abismo de 246 metros de altura, se hace la caída de agua más grande del país. Su belleza es sin igual.
  • Turismo de aventura y ecoturismo.  Las Barrancas del Cobre son gran atractivo para los amantes de la naturaleza y del turismo de aventura, ofreciendo una multitud de atractivos donde se puede practicar Rapel, Escalada, Salto libre, Rafting, Ciclismo en montaña, Senderismo, Campismo y muchos más.
g menonitas - Copy
MonedaNuevaRec
jardin_mariposas_monarca

El cañón de Santa Elena

Sin lugar a dudas se trata de una de las grandes maravillas naturales de Chihuahua. Es un imponente tajo en la Sierra de Santa Elena atravesando por el Río Bravo. Sus paredes calcáreas totalmente verticales alcanzan hasta 450 metros de altura.

El cañón de Santa Elena es decretado como Área  de Protección de Flora y Fauna, los argumentos para decretar esta zona como parque nacional, fueron su representatividad en relación con  el Desierto Chihuahuense, además de la cantidad de especies de flora y fauna con categoría de  riesgo, la gran riqueza geológica e hidrológica con que cuenta, sus aspectos históricos, así como  el contraste de ecosistemas que existe entre el desierto y el bosque. Para las mariposas monarca, el pastizal y los pocos bosques de encino son lugar de descanso, alimentación y recarga de energía para continuar su recorrido hacia la Reserva de la Biosfera de Michoacán y Estado de México.

d Barrancas del cobre- _shutterstock_729044

Turismo cultural

Los Tarahumaras

Los Tarahumaras o rarámuris (pies ligeros) son un pueblo nativo de México, asentado en los cañones de las Barrancas del Cobre, territorio del estado de Chihuahua. Sus tradiciones y rituales, sus costumbres, su estilo de vida, su artesanía con magníficos trabajos de cestería se han conservado a lo largo del tiempo, escogiendo una vida apartada de la cultura occidental moderna. El pueblo tarahumara es noble y pacifico, también se los reconoce por su honradez y hospitalidad. Se dice que son los más fuertes corredores del mundo, muy resistentes y hábiles.

La actividad más importante entre ellos es el cultivo del maíz y frijol, algunos crían ganado. Debido a la fragilidad de su economía, algunos buscan trabajo en los aserraderos y las mujeres ofrecen artesanías a los turistas. Hoy en día es considerado un espacio cultural único y distinto en nuestro país.

Los Menonitas

Los menonitas llegaron a Chihuahua en marzo de 1922, procedían de algunos distritos canadienses, debido a presiones que la Corona Inglesa ejercía para que prestaran el servicio militar. Es un grupo originario de Holanda y Alemania que siguió las predicas de un sacerdote llamado Simón Mennon. Han emigrado a distintos países y finalmente en México se les recibió en forma privilegiada al permitirles asentarse entre los municipios de Cuauhtémoc, Namiquipa y Riva Palacio. Se les puede ver en Cuauhtémoc o en los campos vestidos con sus atuendos peculiares, reminiscencia de costumbres y trajes del siglo XVI del norte de Europa. Son notables en su laboriosidad y apego a sus principios religiosos, son pacíficos y  enemigos de la violencia.

En síntesis los menonitas representan un atractivo sorpresivo para el viajero que atraviesa Cuauhtémoc, que es la puerta de entrada a la Sierra Tarahumara. De igual manera se pueden visitar también las fábricas de productos lácteos como el famoso queso Menonita de Chihuahua.